Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 octubre 2009

Ha llegado el tiempo cuando la mayoría de las iglesias que descienden de la gran reforma protestante van a celebrar tal evento. ¡Y qué gran evento! y gran providencia misericordiosa de Dios, ¿no?  La liberación de las ceremonias y ritos de la iglesia católica romana.  Ceremonias y ritos los cuales pervirtieron los mandamientos, la revelación y la soberanía de Dios.  Dios ya había decretado sus mandamientos sobre la manera apropiada de rendirle culto en Su revelación, la Biblia.  Él ya había, plenamente, mostrado la manera de salvación para el ser humano, —por la fe solamente, en Cristo Jesús solamente.  Si la ley de Dios nunca fue decretada para ser instrumento de justificación, mucho menos las leyes del papado y de cualquier otro ser humano, no obstante su posición en la Iglesia universal.  Jesucristo plenamente se declara la cabeza y el soberano de Su Iglesia, Su esposa.  Él estableció la cantidad de sacramentos (2), su manera de dispensación y las cualificaciones para recibir estos medios de gracia.  Él, y solamente Él, gobierna la Iglesia y tiene y mantiene el derecho divino sobre el gobierno eclesiástico.

La Iglesia de Roma pervirtió todo esto. El papado se atrevió a declararse cabeza de la Iglesia.  Tuvo la audacia de introducir innovaciones humanas al culto de Dios sin el permiso de Jesucristo, la Cabeza y el soberano de Su iglesia.  Habló palabras fuertes declarándose el vicario de Jesucristo; y sus soldados, los sacerdotes, los únicos que tenían acceso a Cristo y al Padre, ignorando que el Padre había roto el velo desde arriba hacia abajo.  Luego la abominación de jalar a Cristo del cielo y encerrarlo en la hostia y vino y haciendo a la gente adorar lo que Dios nunca mando.

Pero hubieron los que resistieron a la bestia.

los valdenses

Dios ya había levantado sus testigos cientos de años antes de Martín Lutero.  Los valdenses, nombrados después de Pedro Valdo, vivieron en el sur de Francia y norte de Italia.  Ellos declararon que el papa de Roma no era el vicario de Cristo, rechazaron la misa y mantuvieron la doctrina de la justificación por fe solamente en Cristo.  Cuando vinieron los sacerdotes de Roma a los territorios de los valdenses, fueron resistidos tal resistencia trajo persecución.  Las primeras cruzadas no fueron contra los musulmanes, sino contra los valdenses.  Tuvieron que esconderse en cuevas, en montes y reunirse en secreto, para adorar a Dios bíblicamente y escapar la autoridad del papa.

Wycliffe traduciendo la Biblia al inglés

Un siglo después Jesucristo levanto a otro testigo, Juan Wycliffe en Inglaterra.  Él fue el primero de traducir la Biblia al inglés.  El rechazo la misa, la autoridad del papa,  mantuvo que uno es declarado justo por fe solamente en Cristo solamente y que el papa es el anticristo.  El no tuvo temor de ir a predicar el evangelio sobre Inglaterra.  Muchos sacerdotes se convirtieron a Cristo, el evangelio comenzó a derramarse sobre Inglaterra.  Los enemigos de Cristo, la iglesia de Roma, los llamo los lolardos.

Juan Hus

En el país de Bohemia Dios levanta a otro testigo del evangelio verdadero luego después de Juan Wycliffe y los lolardos.  Igual como los valdenses y los lolardos antes de él, Juan Hus mantuvo la fe de Cristo. Sus seguidores fueron llamados los husitas. Cuando le pusieron en la fogata para quemarlo, dio una profecía.  Dijo, «Así como silencias a un ganso, pero entre en cien años se levantara un cisne cuyo canto ustedes no podrán ser capaces de silenciar.»  Es notable saber que Hus, en su idioma, significa ganso. ¿Y qué de esta profecía?  Fue mártir en el año 1415. ¿Qué pues sucedió después de cien años?  ¿Quién fue éste cisne?

Clavando los 95 tesís

En el 31 de octubre 1517, ciento dos años después del martirio de Juan Hus, Lutero clavo sus 95 tesis en Alemania.  Lutero es famoso, por tantas cosas, entre ellas la declaración que la Iglesia se sostiene o cae ante la doctrina de la justificación por fe solamente.  Por el martirio de Hus, no pudieron hacer lo mismo tan fácilmente a Lutero y él tuvo la oportunidad de declarar el evangelio ante el gran Emperador Carlos V, rey de España, de Alemania y emperador del Sacro Imperio Romano.  Pero Lutero no pudo sacudirse de todos los abusos de la Iglesia de Roma.  El mantuvo una doctrina de la eucaristía modificada, la cual resultaría en prevenir una unión universal entre los protestantes.  Su doctrina de la eucaristía se llamo la consubstanciación.  Además de esto su posición sobre el culto de Dios no era totalmente de acuerdo con la Palabra de Dios.  Lutero mantuvo que si algún acto de rendir culto a Dios no era prohibido por la Palabra, era permitida en el culto.  Estas dos posiciones no dejo realizar una unión protestante.  Sin embargo, Dios había levantado otro testigo a la vez de Lutero, el fue Ulrico Zwinglio.  Éste reformador fue el primero en declarar que la Biblia era la única autoridad de la fe y práctica y cualquier doctrina y práctica en el culto de Dios o vida de la Iglesia tenía que estar bien establecida en la Palabra de Dios.  Además rechazo la doctrina de Lutero, la consubstanciación.

Los dos pasaron horas y días tratando de sobrepasar sus diferencias. Zwinglio plenamente mostró que la doctrina de la consubstanciación no era bíblica.  Pero Lutero no quiso oír y no pudo defender su doctrina y termino las juntas declarando, «éste es mi cuerpo» y despidiéndose de Zwinglio le dijo «tú no eres un cristiano». Se fue dejando a Zwinglio en lágrimas.  Zwinglio clamo a Lutero en  regresar y abrasarle como hermano en Cristo pero Lutero lo ignoro.

Ulrico Zwinglio

Cuando murió Zwinglio en una batalla contra los católicos-romanos y llego a enterarse Lutero el cual rompió en lágrimas y declaro «un gran hombre de Dios, mi hermano amado, ahora esta en el cielo con Cristo.  Pronto estaré con él en unión.»

Las doctrinas de Zwinglio fueron las bases de los calvinistas.  Calvino, Viret y Beza creyeron casi lo mismo con Zwinglio acerca de la Santa Cena y el culto de Dios.  Después Dios  levantaria hombres y obreros más fieles a la Palabra de Dios.  Más fieles que Lutero.

Monumento de los reformadores

Luego en el siglo XVI y XVII la reforma protestante de parte de los calvinistas tomo el liderazgo en reformar la Iglesia.  En Escocia la luz del evangelio, los avances de la reforma y la piedad cristiana serían el ejemplo más puro y fiel a la Palabra de Dios que iban a imitar las otras iglesias reformadas. Fue en la Iglesia de Escocia de los siglos XVI, XVII y XVIII dónde el culto de Dios fue más fiel, el evangelio bien establecido y el derecho divino de Cristo en el gobierno de Su Iglesia bien formado ya que el presbiterianismo, mandado por Dios fue reconocido como la manera bíblica de gobernar la Iglesia.  Los sacramentos fueron librados de los abusos, supersticiones y tonterías que la Iglesia de Roma, de Inglaterra y de los luteranos habían introducido.  El día del Señor, el sábado cristiano, fue observado con toda reverencia y solemnidad, en contraste con la práctica de la mayoría de los cristianos de hoy en día, incluso en supuestas iglesias reformadas y presbiterianas.

¿Cuáles pues son las lecciones para los calvinistas de hoy?  Lo digo, como Zwinglio, un examen intenso y profundo de todas nuestras doctrinas queridas y de nuestras prácticas cristianas que ahora tienen raíces profundas entre nosotros.  Todo el que falla tal examen, aunque duela mucho y sea duro de hacer, tenemos que arrancarlas de la Iglesia de Cristo y de entre nosotros. Y regresar a la pureza de la Palabra de Dios, así como lo lograron las Iglesias reformadas de Escocia, Ginebra, Francia y entre los suecos.  Los estándares ORIGINALES de Westminster, ignorados por muchos, muestran una madurez profunda de los reformadores, hermano conozcámoslo de nuevo.

Los cristianos fieles, como los valdenses, los lolardos, los husitas y los reformadores nunca tuvieron un tiempo fácil en su obra de reforma.  Más bien tuvieron siempre que estar atentos de sus enemigos, quienes quisieron matarlos. Además debajo de amenazas de muerte y de los corazones duros del pueblo;  la obra de arrancar raíces muy profundas dentro de la Iglesia y en la gente, ellos obraron en el poder de Cristo y vencieron.  Si nos dedicamos a la Palabra de Dios para conformar todo a ello, la Iglesia será más bella y pura de lo que es hoy en día.  Es tiempo de regresar a los logros de la Reforma y de allí seguir en las cosas de Dios, derramando el evangelio sobre la faz del mundo.

Fueron apedreados, aserrados, tentados, muertos á cuchillo; anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados;

De los cuales el mundo no era digno; perdidos por los desiertos, por los montes, por las cuevas y por las cavernas de la tierra.

Y todos éstos, aprobados por testimonio de la fe, no recibieron la promesa;

Proveyendo Dios alguna cosa mejor para nosotros, para que no fuesen perfeccionados sin nosotros. POR tanto nosotros también, teniendo en derredor nuestro una tan grande nube de testigos, dejando todo el peso del pecado que nos rodea, corramos con paciencia la carrera que nos es propuesta,

Puestos los ojos en al autor y consumador de la fe, en Jesús; el cual, habiéndole sido propuesto gozo, sufrió la cruz, menospreciando la vergüenza, y sentóse á la diestra del trono de Dios. Hebreos 11:37 – 12:2 RVR 1909.

 

 

//

Anuncios

Read Full Post »